Epoch of Twilight ~ Capítulo 134: La cueva

 

[Anterior] [Índice] [Siguiente]

 


La luz se atenuó cuando entraron al bosque. Las hojas encima de ellos bloquearon toda la luz del sol, creando una atmósfera escalofriante.

El bosque se veía denso en el exterior, pero había muchos caminos dentro de él hechos por innumerables bestias que habían caminado por ahí. Ninguna hierba o musgo creció en esos caminos.

Había árboles caídos a ambos lados de la carretera de la ola bestia anterior. La sangre y los huesos permanecieron en el suelo, pero no había cuerpos a la vista. Innumerables escarabajos feroces se alejaron de los huesos cuando el lagarto gigante se acercó.

El corazón de Luo Yuan se volvió pesado al verlo. La erupción del volcán no había ahuyentado a todas las criaturas que vivían en la zona. Aquellos que habían reaccionado más lento al peligro todavía estaban allí.

El lagarto gigante avanzó, siguiendo el ancho camino. En el camino se podían ver todo tipo de árboles de aspecto extraño, ratán y coloridos hongos. (NTE: ratán es el apelativo para unas seiscientas especies de palmeras trepadoras de la subfamilia Calamoideae, que comparten el hecho de que son plantas de tallo muy delgado (de unos milímetros a unos 10 cm de diámetro) y espinoso ejemplo)

Todos miraron alrededor con curiosidad, petrificados.

Los animales habían mutado en ondas sobre el apocalipsis, y todas las especies se multiplicaron a medida que mutaban en todo tipo de direcciones.

La mayoría de las especies habían sido eliminadas por la competencia, mientras que las que habían sobrevivido continuaban evolucionando, y el ciclo seguía y seguía.

Las huellas de la civilización se podían ver en todas partes en el suelo, un recordatorio constante de que este había sido una vez territorio humano.

Cuando el lagarto se movió, su entorno permaneció en silencio, a excepción de la extraña y rara criatura mutada y algunos insectos chirriando y siseando.

Dos horas después, el cielo estaba completamente oscuro. Cuando Luo Yuan consultó su reloj, se dio cuenta de que solo eran las 3 p.m. Usualmente, todavía habría otras 2 o 3 horas antes del atardecer, pero ahora ya estaba oscuro.

Esto no fue solo porque el denso bosque estaba bloqueando la luz, sino también porque los escombros de la erupción del volcán habían bloqueado el sol.

Luo Yuan tocó el hombro del lagarto. El lagarto se tumbó, y Luo Yuan saltó, llevándose a la inconsciente Wang Xiaguang con él.

El resto de ellos lo imitaron. La mayoría de ellos terminaron cayendo, sus piernas cediendo debajo de ellos. El aura del lagarto de nivel azul oscuro los había debilitado después de haberlo montado durante tanto tiempo.

Luo Yuan revisó el área con Wang Xiaguang en sus brazos. El suelo era plano y no había rastros de edificios. Probablemente fue una tierra de cultivo antes.

Desconocido para ellos, ya habían salido de las afueras.

Lástima que el mapa se haya perdido junto con su equipaje, por lo que es imposible determinar dónde estaban. Parecían estar perdidos, pero Luo Yuan supuso que no estaban lejos de la carretera. Miró hacia el norte, pero no podía ver nada.

Huang Jiahui pisó un pequeño insecto que había intentado subir a la parte posterior de su pierna. Se rompió con un ligero ruido de petardos. Ella lo retiro de su pierna con el ceño fruncido “¿Estaremos pasando la noche aquí?”

Sería difícil pasar la noche en el bosque considerando que no tenían tiendas y que no había edificios abandonados. Probablemente morirían antes del próximo amanecer si dormían sin ninguna protección. Si bien el área parecía serena, eso no significaba que no hubiera peligro. Una gran cantidad de insectos y bestias mutados todavía estaban en el bosque. Incluso el error más pequeño podría costarles la vida.

Luo Yuan negó con la cabeza. “Será mejor que encontremos una cueva para pasar la noche. ¡De lo contrario, tendremos que cavar un hoyo, o dormir en el tronco de un árbol!”

El corazón de todos se sentía pesado. Su inquietud estaba escrita en sus caras cansadas.

Dormir en un bosque desierto hubiera sido muy peligroso incluso antes del apocalipsis, y mucho menos ahora. Huang Jiahui comenzaba a arrepentirse de persuadir a Luo Yuan para que se moviera hacia el oeste. Sin embargo, era demasiado tarde para dar marcha atrás. Solo la muerte los estaría esperando si regresaban. El volcán todavía estaba en erupción; seguir adelante era su única esperanza.

Luo Yuan tomó su espada y caminó hacia el bosque con cuidado. Cortó y limpió las ramas a lo largo del camino con facilidad. Unos diez minutos más tarde, cuando pasaban por una pequeña colina, se detuvo de repente. Allí había una cueva, camuflada por espinosas enredaderas y hojas. Era fácil pasarlo por alto. No había huellas cerca de eso. Habrían seguido caminando si Luo Yuan no hubiera sentido que estaba allí.

Era difícil entender la inteligencia animal. Los animales generalmente hacen cosas asombrosas por instinto, siguiendo las crueles leyes de la naturaleza. No hacerlo significaría la extinción. Como resultado, esta cueva estaba mejor escondida y era más segura que cualquier cueva artificial.

La entrada de la cueva tenía solo 1,5 metros de alto y 70 centímetros de ancho. Había que agacharse para entrar, pero no había nada más que pudieran hacer. Ya se estaba haciendo tarde. Su única otra opción era dormir en los troncos de los árboles, lo que solo daría lugar a una noche de insomnio.

“Esperen aquí. Entraré y veré” dijo Luo Yuan.

Sin esperar una respuesta, Luo Yuan se agachó y entró en la cueva. Estaba completamente negro por dentro, y también había un olor extraño. Olía a pescado y cadáveres podridos, era absolutamente nauseabundo. La pared de la cueva era lisa, y el interior de la cueva era sinuoso a medida que se extendía bajo el suelo. Luo Yuan casi se quedó sin paciencia. Tuvo que caminar varios cientos de metros antes de descubrir un espacio de unas pocas docenas de metros cuadrados.

Los huesos estaban apilados justo en el medio, pero el lugar estaba muy limpio. Una paja suave y esponjosa lo cubría y, a juzgar por la evidente marca en el medio, debía de haber sido el lugar donde el residente anterior de la cueva había descansado.

Luo Yuan anunció que estaba seguro, y todos entraron a la cueva. Sus rostros agotados finalmente rompieron en sonrisas cuando vieron el espacioso interior bajo la débil luz del encendedor de Huo Dong.

“¡Hurra! ¡No puedo creer que hayamos podido encontrar este lugar! ¡Pensé que tendríamos que dormir en los troncos de los árboles!” Dijo Wang Shishi con entusiasmo. Su ánimo era aún más elevado que cuando se mudaron a la villa. En cuanto a los huesos espeluznantes y el hedor repugnante, esas cosas no eran nada en comparación con poder descansar durante la noche en un lugar seguro.

“Los troncos de los árboles son demasiado peligrosos. ¿Viste todos esos insectos en el camino? Se me pone la piel de gallina solo mirándolos. Si el jefe Luo no los derrota, podrían habernos mordido” dijo Huo Dong con una sonrisa.

“Está muy oscuro aquí. Huo Dong, tú y Lin Xiaoji salgan y busquen hojas y ramas secas. ¡Comenzaremos una fogata más tarde!” Dijo Luo Yuan, indiferente a los consentimientos de Huo Dong.

Ambos salieron con sus espadas sin dudarlo.

“¿No habrá mucho humo si iniciamos una fogata?” Preguntó Huang Jiahui cuando los dos se habían ido.

“No, no hay viento aquí. El humo estará bien si comenzamos el fuego cerca de la entrada de la cueva. Incluso podría evitar que los insectos pequeños entren” respondió Luo Yuan antes de sentarse.

Cuando comenzó a relajarse, el dolor lo hizo estallar en sudor frío. Él no podría soportarlo más.

“Hermano Luo, ¿estás bien?” Preguntó Cao Ling una vez que notó que algo andaba mal con él.

Luo Yuan negó con la cabeza con los ojos cerrados. “Estoy bien. Solo déjenme descansar por un tiempo”

Mirando la cara pálida de Luo Yuan, todos se sintieron culpables por tenerlo a él liderando el camino. Se había librado de todos los peligros en el camino, pero era obvio que había sufrido algunas lesiones graves.

“Mantengamos nuestras voces bajas, y dejemos que Luo Yuan duerma por un rato” dijo Huang Jiahui suavemente con lágrimas en los ojos.

“¡Saldré a buscar algo de comer!” Dijo Chen Xianfeng con inquietud al darse cuenta de que era el único hombre que había en el lugar.

Huang Jiahui estaba aturdida. No esperaba que Chen Xianfeng fuera tan valiente. Considerando el peligro, ella dijo, “Espera un poco. Iremos juntos cuando Huo Dong y Lin Xiaoji regresen”

Chen Xianfeng no estaba acostumbrado a hablar con mujeres hermosas. Su cara se sonrojó y perdió la capacidad de hablar.

Huo Dong y Lin Xiaoji regresaron más tarde con un manojo de ramas cada uno, dejándolos en la parte delantera de la cueva. Lin Xiaoji incluso trajo una rana decapitada tan grande como una canasta. Lo estaba sosteniendo en su mano derecha.

“Tuvimos suerte, vi a la rana en los arbustos. Le corté la cabeza rápido, de lo contrario habría huido” dijo Lin Xiaoji en un tono de fanfarronería con una sonrisa.

“No hables tan alto, despertarás al Hermano Luo” dijo Wang Shishi insatisfecha. “Esta rana es muy pequeña. No quedará mucho si lo dividimos entre todos aquí”

La expresión de Lin Xiaoji se endureció, pero no discutió con Wang Shishi. Al darse cuenta de que Luo Yuan estaba apoyado contra la pared, preguntó: “¿Se ha dormido el hermano Luo? Saldré a buscar más. ¡No puedo dejar que todos mueran de hambre! ”

“Es muy peligroso afuera. Vámonos todos, excepto Wang Shishi y Cao Ling. ¡Podemos cuidarnos el uno al otro!” Dijo Huang Jiahui mientras sacaba su pistola.

“Hermana Huang, déjame ir también. Ya me siento mejor.” Wang Shishi se levantó débilmente.

Huang Jiahui sabía que Wang Shishi era bueno con su telequinesis. Estarían mucho más seguros si los seguía, pero pensando en la seguridad de Luo Yuan, ella rechazó su oferta “No puedes ir. Tienes que cuidar a tu hermano Luo. Puedes manejarlo si hay algún peligro”

Wang Shishi se dio cuenta de esto, y después de su miedo inicial, ella estuvo de acuerdo. Luo Yuan era la persona más importante para ella después de todo.

Cao Ling quería hablar, pero guardó silencio. Ella era la más débil de ellos. ¿Qué otra cosa podía hacer ella aparte de quedarse atrás?

Wang Xiaguang se despertó no mucho después de que todos se hubieran ido. Ella tosió un poco e intentó sentarse.

Cao Ling fue a echarle una mano. “¿Estás despierta?”

“¿Luo Yuan? ¿Dónde está Luo Yuan?” Preguntó Wang Xiaguang ansiosamente, su voz era ronca. “¿Dónde estoy? ¿Por qué está tan oscuro?”

“El hermano Luo está cansado, se ha quedado dormido. Bajemos nuestras voces para no despertarlo. Estamos en una cueva. Todos los demás han ido a buscar comida, pero volverán pronto” respondió Cao Ling con un suspiro.

“Hermana Wang, ¿cuál es su relación con el hermano Luo?” Preguntó repentinamente Wang Shishi.

Wang Xiaguang estaba un poco incómoda sabiendo que Wang Shishi también estaba allí. Ella había escuchado su voz, y se esforzó por mantener un tono tranquilo mientras respondía: “Somos colegas, pero somos muy cercanos. Te ves joven, ¿cuántos años tienes?”

“¡Soy la más joven aquí, solo tengo catorce años!” Dijo Wang Shishi con aire de suficiencia.

La incredulidad estaba escrita en toda la cara de Cao Ling.

La reacción de Wang Xiaguang fue la misma. Ella no había esperado que Wang Shishi fuera así de joven. Ella había pensado que tenía al menos dieciséis o diecisiete años, tal vez incluso dieciocho. Rápidamente preguntó: “¿Sabe Luo Yuan que eres así de joven?”

Wang Shishi no fue estúpida. Ella sabía lo que quería decir y dijo sin preocuparse: “El hermano Luo lo sabía desde el principio. ¿Y qué? ¡Me gusta el!”

“¿Cómo podría él?” Se dijo Wang Xiaguang, incapaz de creerlo. La imagen que tenía de Luo Yuan estaba colapsando.

Luo Yuan solo había estado descansando sus ojos. No podía soportarlo más, así que tosió. Su rostro estaba un poco nervioso, pero afortunadamente nadie podía ver, de lo contrario su imagen estaría herida. Cambió el tema, dirigiéndose a Wang Xiaguang, “¡Estás despierta! ¿Te sientes mejor?”

Wang Xiaguang dio media vuelta. Ella no quería reconocerlo, pero tampoco se sentía bien ignorándolo. Finalmente, ella dijo en voz baja, “¡No te preocupes, estoy mucho mejor!”

“Eres demasiado débil. Bebe un poco más de sangre de bestias de alto nivel más tarde ¿de acuerdo? Deberías estar bien después de unos días” dijo Luo Yuan, preocupado.

“Hermano Luo, ¿no quieres dormir? ¿Te despertamos?” Wang Shishi estaba celosa. No le gustó ver a Luo Yuan hablar con Wang Xiaguang en el momento en que se despertó, así que cambió el tema nuevamente.

Luo Yuan la culpó en su corazón. Fue su culpa que tuvo que despertarse. Él la fulminó con la mirada, pero Wang Shishi no se dio cuenta. Luego dijo: “No estaba durmiendo de todos modos. ¿Cómo estás ahora, todavía te duele la cabeza?”

“Mucho mejor, pero mi cabeza aún palpita como si estuviera a punto de explotar. ¿Me masajearías la cabeza?” Wang Shishi habló con su dulce voz. Parecía que quería mostrarle algo a alguien.

Luo Yuan notó la expresión molesta de Wang Xiaguang, pero justo cuando estaba a punto de enojarse, recordó cómo Wang Shishi había arriesgado todo para salvarlo. Su voz se suavizó, “¿Quieres que alguien tan lastimado te de masajes? ¡Cao Ling, la masajeas, por favor!”

Cao Ling se puso de pie obedientemente.

Wang Shishi se había olvidado de las heridas de Luo Yuan. Rápidamente dijo: “Hermana Cao, no hay necesidad. Estoy bien.”

Al enterarse de que Luo Yuan estaba herido, Wang Xiaguang sintió dolor y preocupación. Ella se mordió los labios en un esfuerzo por no decir nada.

Pronto, todos regresaron. Aparte de Chen Xiafeng, que llevaba algo envuelto en un par de hojas, todos los demás no llevaban más que bultos de leña.

Huo Dong iluminó las hojas secas y agregó un poco de leña, iluminando la cueva en un instante.

“¿No encontraste nada para comer?” Preguntó Luo Yuan.

“¡Estás despierto!” Huang Jiahui dijo con preocupación antes de suspirar, “No hay muchos animales por ahí. No hay nada comestible, excepto insectos. Encontramos algunos capullos en algunos árboles, pero no sabemos si son seguros para comer”

“Déjenme echarles un vistazo” dijo Luo Yuan.

Chen Xianfeng rápidamente pasó el contenido de sus manos. Hubo un total de nueve capullos del mismo insecto. Cada uno de ellos era del tamaño de una palma, y ​​su superficie tenía un patrón complejo. Luo Yuan tomó uno y extrajo una pupa de aspecto aterrador con su espada.

Usó la Identificación discretamente antes de decir: “Son totalmente comestibles. Nada de qué preocuparse. Denme la rana, también” dijo. Precaución adicional siempre fue necesaria cuando se trata de alimentos.

Usó Identificación una vez más, y negó con la cabeza. “No puedes comer esto. Tu cuerpo se adormecerá. ¡Tírenlo a la basura!”

Todos estaban sorprendidos. Afortunadamente, todavía no lo habían comido o no sabían lo que podría haber pasado. Pensaron que Luo Yuan podría identificar las toxinas de los alimentos, por lo que no sospecharon nada. Solo Lin Xiaoji parecía un poco molesto. Después de todo, la comida que había conseguido con tanto esfuerzo había resultado ser venenosa.


 

[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios sobre “Epoch of Twilight ~ Capítulo 134: La cueva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s